Art Factory Hostel Blog

BA en Bici


Nadie jamás podría discutir las infinitas ventajas que presenta la bicicleta ante lo que parece ser la propuesta actual: 1 persona = 1 auto. Moverse en bici mejora la salud, no contamina el aire, ni hace ruido, proporciona autonomía, es barato, eficiente y rápido, además de suponer una mínima ocupación de espacio. Por otra parte constituye una manera de redescubrir la ciudad, de verla descongestionada y apreciarla desde otro punto de vista.
Puesto de esta manera casi que deja en ridículo la idea de usar vehículos de combustible para cubrir distancias cortas.
Buenos Aires, como metrópolis, todavía tiene un porcentaje muy pequeño de usuarios habituales de bicicletas comparado con los grandes ejemplos mundiales en el tema como son Amsterdam o Copenaghe, pero debo decir que desde hace un tiempo se nota una clara intención de incorporar el hábito a nuestra cultura citadina.

Les presento 3 propuestas puntuales que invitan al porteño a estacionar el auto y agarrar la bicla:


  • El gobierno de la ciudad tomó la iniciativa de fomentar el uso de bicicletas en Buenos Aires, y así desde hace unos años empezó a instalar bicisendas por ciertas calles claves que van armando una red que facilita de manera sorprendente el flujo de ciclistas y protegiendolos del tráfico de vehículos motorizados.

    .
    -clik para agrandar las imágenes-

    Además de eso implementó un sistema de transporte público gratuito, en bicicleta, que consiste en una serie de estaciones distribuidas por la ciudad. Uno se acerca a alguna, se registra, retira una bicicleta y puede usarla durante 2 horas y devolverla en cualquier otra estación de la ciudad.

  •  La masa crítica

    Debe hacer ya unos 10 años que nuestra ciudad se sumó al genial movimiento que surgió en San Francisco allá por 1992. La masa crítica es un fenómeno que tiene lugar en muchas de las ciudades más importantes del mundo. Bajo el slogan: "Pedaleá todos los días, celebralo todos los meses", la propuesta es simple: los primeros domingos de cada mes se cita a todo aquel que se entere del evento a ir con su bicicleta al Obelisco, a las 4 de la tarde.



    La primera hora es de convocatoria, y se va juntando la gente, y relajando el ambiente. Hacia las 5 se empieza a dar vueltas alrededor de la plazoleta del obelisco hasta que, espontáneamente, uno o más de los -a veces casi 5000- ciclistas toma la iniciativa de empezar el recorrido. Desde entonces, nadie sabe qué es lo que va a pasar. Simplemente pedalear, relajados. Y claro, se forma una masa gigante de ciclistas que acaparan por completo el lugar por el que pasan. Lo que se genera tanto entre los participantes como en los que la ven pasar es una experiencia que verdaderamente vale la pena.


  • La Fabricicleta

    En una propuesta menos masiva pero igual de interesante, La Fabricicleta es un taller mecánico de autorreparación de bicicletas. Es un lugar de formación e intercambio de conocimientos en relación a la mecánica ciclística. Es un espacio abierto a la acción.
    ¿cómo funciona?
    Los pasos básicos dentro del taller son:
    - Romper la bicicleta (preferentemente de su propiedad)
    - Acercarse a La Fabricicleta
    - a) Si sabe cómo arreglar el desperfecto: agarre las herramientas y comiencie.
      b) Si no sabe cómo arreglarlo: pregunte, mire, intente (la próxima lo hará usted mismo y/o se lo enseñará a un ser querido).
    - Divulgue!
    - Vuelva




    Además recibe donaciones de todo tipo de bicipartes por parte de sus usuarios que cualquiera puede usar de forma gratuita para reparar  o inclusive armarse por completo una bici-frankenstein nueva.













  • Facebook
  • Twitter
  • Mail
  • RSS

0 comments:

Post a Comment